Asesoramiento a padres y profesionales

¿Hay algún aspecto del desarrollo de tu hijo que te preocupa? ¿Te gustaría saber si es posible ayudar al niño a funcionar de una forma más eficaz en algún área?

Si buscas conocer mejor el desarrollo de tu hijo, aunque no existan motivos concretos de preocupación, si buscas consejos para jugar con el niño y saber que a la vez estás apoyando su desarrollo, llámanos.

AsesoramientoPadres1

Los primeros seis años de vida son los más importantes y sobre ellos se asienta el desarrollo de todos los años posteriores.

La importancia del desarrollo físico es primordial y sienta sus bases en los primeros 14 meses de vida, hasta que el niño comienza a caminar y a hablar.

Sobre el desarrollo físico se produce el desarrollo emocional y el social. Y por último, llega el desarrollo cognitivo.

Por lo tanto, si nos preocupa la maduración de las áreas intelectuales del cerebro de nuestros niños, primero hemos de cuidar la maduración de las áreas motrices y emocionales.

No podemos conformarnos pensando que un niño "es torpe, pero no pasa nada" porque existen demasiadas probablilidades de que el niño tenga en el futuro que luchar con dificultades o realizar un sobreesfuerzo en su aprendizaje escolar. También es posible que le cueste controlar sus emociones... En este caso tampoco hemos de conformarnos pensando que "es su carácter, ¿qué le vamos a hacer?". El "carácter" depende no sólo de nuestros genes, sino de las experiencias vividas y del grado de madudración alcanzado por todas las áreas cerebrales.

Por desconocimiento sobre cómo se produce el desarrollo cerebral infantil, tendemos erróneamente a "esperar" pensando que "el niño madurará a su ritmo", pero no es siempre una cuestión de ritmo. El desarrollo debe producirse en una secuencia determinada y la maduración que deseamos no llegará por sí misma si no se han completado etapas previas necesarias.

Estos primeros años suponen un momento decisivo para poder prevenir dificultades o para trabajarlas cuando están presentes. Nunca más será tan fácil lograr resultados tan buenos, pues con la edad existe el riesgo de que los problemas se hagan más complejos y el cerebro deja de ser tan plástico y moldeable, con lo cual se hace más difícil lograr los mismos beneficios de un adecuado programa de estimulación.

Difícil, pero no imposible. Siempre merece la pena luchar para lograr una correcta maduración en un niño, independientemente de la edad de éste.

Asesoramos también a padres de niños de más de seis años, sin límite de edad. Proponemos programas de estimulación y derivamos a profesionales terapeutas expertos en diferentes áreas del desarrollo según las necesidades de cada uno de los niños.

Asesoramiento en el centro: 50 euros la primera consulta y 40 euros las revisiones.

Asesoramiento también a distancia, por Skype.

Pide cita por teléfono o en nuestra página de contacto.

 

asesoramientopadres2